Utilizando la resistencia de las gomas y bandas elásticas para ejercitarnos en casa

En épocas de restricciones para salir de casa no debemos descuidar nuestro cuerpo, sino seguir nuestra alimentación balanceada y el entrenamiento acostumbrado, y qué mejor opción que las bandas elásticas para seguir ejercitándonos y mantenernos en forma.

gomas elasticas

También conocidas como gomas elásticas, existen en el mercado diferentes marcas, niveles de resistencia y con ellas se puede hacer todo un conjunto de ejercicios para fortalecer y tonificar casi la totalidad de los músculos, para hacer estiramientos, rehabilitar y prevenir lesiones.

Estas cintas elásticas pueden servir además para llevar al gimnasio, usarlas como complemento a las rutinas de ejercicios que realices y continúes trabajando los músculos haciendo tensión y resistencia en las zonas que más lo requieran.

¿Qué debemos saber de las bandas elásticas?

Lo primero que debemos conocer de estas gomas elásticas es que su resistencia puede ser diferenciada por los colores, y lo mejor es empezar por las más suaves, es decir, las que son menos duras y tienen menos resistencia que son de color amarillo.

Luego están las rojas, que son un poco menos débiles y te servirán para los brazos y piernas, en rutinas de ejercicios rápidas; le siguen las verdes, luego están las azules, negras, luego las más fuertes y resistentes que son de color plata y oro, usadas por quienes tienen trabajos de resistencia fuerte, incluso las usan quienes practican halterofilia.

Otras que puedes encontrar en las tiendas deportivas y en Internet son las que se asemejan a un cordón y tienen agarraderas en los extremos, lo cual es cómodo para ciertos ejercicios pero no son funcionales para otros.

ejercicios en casa

Ejercicios con gomas elásticas

Las bandas de resistencia han tenido un repunte en la demanda, debido a que con ellas podemos hacer ejercicios que benefician a todos los músculos superiores e inferiores del cuerpo: brazos, pecho, espalda, piernas, glúteos; y los ejercicios son variados, además de que se manejan con facilidad, son livianas y se pueden llevar a cualquier parte. Las gomas ayuda el entrenamiento de calistenia.

Un consejo: antes de comenzar cualquier rutina, tengas el nivel de resistencia que sea, lo primero que debes hacer es calentar y estirar los músculos, a fin de evitar lesiones; la idea con el calentamiento es disponer el cuerpo con una temperatura que facilite el trabajo de los músculos, los haga flexibles y tengas más comodidad a la hora de hacer el trabajo.

Bíceps y zancada atrás

Coloca la banda bajo un pie, codos pegados al cuerpo, estira las gomas elásticas con ambos brazos mientras los subes, lleva el pie contrario atrás a manera de zancada, trata de colocar la rodilla en el piso y regresas. Haz los movimientos coordinados hasta completar quince. Luego repite con el pie contrario y completas otros quince.

Este ejercicio te ayudará a quemar grasa y a tonificar piernas y bíceps. 

bandas elasticas

Elevación de hombros y sentadillas

Párate sobre la cinta elástica con los pies a lo ancho de las caderas, sujeta cada punta de la cinta con las manos, eleva los brazos haciendo tensión en las bandas, sin que las manos sobrepasen la altura de los hombros, al tiempo que doblas las piernas a 90 grados y te ubicas en forma de silla. Repite este movimiento quince veces.

Con este ejercicio trabajas cuádriceps, glúteos y hombros.

Fortalecer tríceps

Pasa la banda a través de un objeto fuertemente fijado (ventana, copeta de la cama), ubícate de espalda a las bandas y agarra ambos extremos con las dos manos, estira los brazos por encima de la cabeza. Repite quince veces. Siente el trabajo en la cara interna de los brazos.

Procura hacer los ejercicios lentamente, de manera de sentir la tensión en los músculos. El objetivo es la tonificación y no la velocidad o el tiempo.

Recuerda que las bandas elásticas tienen niveles de resistencia y que si nunca las has usado debes comenzar por las más suaves, de manera de no causar lesiones, lo cual sería una excusa para abandonar los entrenamientos.

Las de color oro son las de mayor resistencia y aun cuando nunca hayas entrenado con bandas de estiramiento, puedes ir mejorando la resistencia poco a poco, cambiando de color y llegar hasta la más fuerte.

No se puede abusar de estas bandas ni de los entrenamientos fuertes, lo ideal es el trabajo constante y la evaluación del progreso.