Ejercicio para aumentar la dopamina, las endorfinas y la seratonina

El ejercicio desempeña un papel crucial en la liberación de neurotransmisores como la dopamina y la serotonina, que están relacionados con la regulación del estado de ánimo y el bienestar general. He aquí cómo influye el ejercicio en la liberación de estos neurotransmisores:

sustancias químicas liberadas en el deporte

Liberación de dopamina:

Papel en el estado de ánimo: A menudo se hace referencia a la dopamina como el neurotransmisor del «bienestar». Desempeña un papel clave en el comportamiento motivado por la recompensa y se asocia con el placer y el refuerzo positivo.
Influencia del ejercicio: Hacer ejercicio, especialmente actividades aeróbicas como correr o montar en bicicleta, puede aumentar la liberación de dopamina. La sensación de logro, disfrute y satisfacción derivada de la actividad física contribuye a este efecto.

Liberación de serotonina

Papel en el estado de ánimo: La serotonina es otro neurotransmisor que contribuye a regular el estado de ánimo. A menudo se relaciona con sentimientos de felicidad, relajación y una mayor sensación de bienestar.
Influencia del ejercicio: Se ha demostrado que el ejercicio regular aumenta los niveles de serotonina en el cerebro. La actividad física estimula la liberación de triptófano, un aminoácido que sirve como precursor de la serotonina. Además, la exposición a la luz solar durante las actividades al aire libre también puede contribuir a la síntesis de serotonina.

la liberación de endorfinas:

Las endorfinas son otro grupo de neurotransmisores que desempeñan un papel importante en la respuesta del cerebro al ejercicio. He aquí cómo influye el ejercicio.

El papel de las endorfinas:

Analgésicos naturales: A menudo se hace referencia a las endorfinas como los analgésicos naturales del cuerpo. Se producen en respuesta al estrés y el malestar y actúan como analgésicos, reduciendo la percepción del dolor.
Mejoran el estado de ánimo: Las endorfinas también tienen propiedades para mejorar el estado de ánimo, contribuyendo a la sensación de euforia y bienestar. La liberación de endorfinas durante el ejercicio se asocia a menudo con el «subidón del corredor» o la sensación de felicidad y euforia que puede seguir a la actividad física intensa.

Influencia del ejercicio sobre las endorfinas:

Ejercicio aeróbico: La liberación de endorfinas está especialmente asociada al ejercicio aeróbico o cardiovascular, como correr, montar en bicicleta o caminar a paso ligero.

La intensidad importa: El ejercicio de mayor intensidad tiende a desencadenar una liberación más significativa de endorfinas. Las actividades que elevan el ritmo cardíaco e inducen un nivel de malestar, como el entrenamiento por intervalos o los entrenamientos de alta intensidad, tienen más probabilidades de producir esta respuesta.

Efectos positivos sobre la salud mental:

La liberación de endorfinas contribuye a los efectos positivos generales del ejercicio sobre la salud mental. Puede ayudar a reducir los sentimientos de estrés y ansiedad, mejorar el estado de ánimo y contribuir a una sensación general de bienestar.

Reducción del estrés

Las endorfinas, junto con otros neurotransmisores como la serotonina y la dopamina, contribuyen a los efectos reductores del estrés del ejercicio. La actividad física regular puede ayudar a aliviar el estrés tanto físico como mental.

dopamina y su role en la salud mental

Neuroplasticidad y factores de crecimiento:

Se ha descubierto que el ejercicio fomenta la neuroplasticidad, que se refiere a la capacidad del cerebro para adaptarse y reorganizarse. Los factores de crecimiento, como el factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF), se liberan durante el ejercicio y favorecen el crecimiento y el mantenimiento de las neuronas. Esto puede contribuir a la salud general del cerebro e influir en la actividad de los neurotransmisores.
Reducción del estrés:

Se sabe que el ejercicio reduce el estrés, y la reducción del estrés puede tener efectos positivos en el equilibrio de los neurotransmisores. El estrés crónico se asocia con alteraciones en los sistemas de dopamina, endorfinas y serotonina, y la actividad física regular puede contrarrestar algunos de estos efectos negativos.
Es importante tener en cuenta que las respuestas individuales al ejercicio pueden variar, y que los efectos pueden depender de factores como el tipo y la intensidad del ejercicio, la frecuencia y el equilibrio neuroquímico de base del individuo. Aunque el ejercicio puede ser beneficioso para la salud mental, no sustituye al tratamiento profesional en casos de depresión clínica u otros trastornos mentales. Las personas con problemas de salud mental deben consultar a los profesionales sanitarios para obtener la orientación y el apoyo adecuados

Se han realizado estudios en varias universidades para demostrar cómo el ejercicio combate la depresión y la ansiedad.

La calistenia es perfecta para ayudarte, ya que puede practicarse en cualquier lugar y con el nivel de intensidad que necesites.