El poder del L-Sit

El entrenamiento del L-Sit es una forma excelente de trabajar varios grupos musculares, mejorar la fuerza central y aumentar el control general del cuerpo. A continuación se ofrece información sobre los músculos que se trabajan, los beneficios, las progresiones y los ejercicios relacionados:

Músculos trabajados:

Músculos centrales

Recto abdominal: La sentadilla en L trabaja intensamente el recto abdominal, los músculos abdominales delanteros responsables de la flexión de la columna vertebral.
Oblicuos: Músculos abdominales laterales que ayudan a la estabilización.
Flexores de la cadera: Iliopsoas: Músculos responsables de la flexión de la cadera, que es un componente clave para levantar las piernas en la sentadilla en L.
Cuadriceps: Recto femoral: Uno de los músculos del cuádriceps que interviene en la extensión de la rodilla.
Músculos del hombro: Deltoides: La sentadilla en L requiere la depresión de los hombros, lo que implica la participación de los deltoides.
Trapecio y romboides: Intervienen en la retracción y estabilización escapular.
Tríceps:Tríceps braquial: Intervienen en la posición de los brazos.

L-Sit con paralettes


Beneficios del L-Sit:

Fuerza central: Desarrolla una fuerza central excepcional, especialmente en la región abdominal.
Fuerza de compresión: Mejora la capacidad de comprimir el cuerpo, una habilidad crucial en varios movimientos avanzados con el peso corporal.
Control corporal: Mejora el control y la estabilidad general del cuerpo.
Fuerza funcional: Mejora el rendimiento en otros ejercicios de calistenia y actividades que requieren estabilidad del tronco.

Progresiones:

Tuck L-Sit: Comience levantando los pies del suelo mientras está sentado, llevando las rodillas hacia el pecho.
L-Sit con una pierna: Extiende una pierna mientras mantienes la otra rodilla metida.

L-Sit una pierna

Straddle L-Sit: Abre las piernas en posición de horcajadas mientras mantienes la postura en L.
L-Sit completa: Extiende ambas piernas completamente, manteniéndolas rectas y paralelas al suelo.

Ejercicios relacionados:

Elevación de piernas colgando: (Hanging Leg Raises) Fortalece los flexores de la cadera y los músculos abdominales inferiores.
Plancha: Aumenta la estabilidad del tronco, lo que es beneficioso para la postura en L.

the plank

El V-Sit: Una progresión de la sentadilla en L, que consiste en elevar las piernas manteniendo el cuerpo recto.
Bandera del dragón: Trabaja todo el tronco y pone a prueba el control del cuerpo.


Recuerda centrarte en la forma correcta y progresar gradualmente a través de las variaciones a medida que mejora tu fuerza. La práctica constante mejorará el rendimiento de la sentadilla en L y contribuirá a la fuerza general y a la conciencia corporal. Si es la primera vez que practica estos ejercicios o tiene alguna duda, consulte a un profesional del fitness o a un fisioterapeuta para obtener orientación personalizada.

Mejor en las barras paralelas?

El entrenamiento de la sentadilla en L con parallettes ofrece varias ventajas en comparación con su práctica en el suelo. He aquí algunas razones por las que el uso de parallettes para el entrenamiento de la sentadilla en L puede ser beneficioso:

Mayor amplitud de movimiento:

Las paralelas elevan las manos, lo que permite una mayor amplitud de movimiento. Esto puede facilitar la elevación de las piernas y lograr una posición en L más extendida.
Comodidad para las muñecas:

Las posturas en L en el suelo pueden ejercer una presión significativa en las muñecas, especialmente para los principiantes. Los Parallettes reducen esta presión, haciéndola más cómoda para las personas con sensibilidad en las muñecas.
Mejor depresión escapular:

Lograr una depresión escapular adecuada (bajar los hombros) es esencial para una sentadilla en L satisfactoria. Los Parallettes proporcionan más espacio para que los hombros se hundan completamente, permitiendo una mejor forma y compromiso de los músculos del hombro.

Progresiones más fáciles:

El uso de las parallettes facilita la progresión a través de las variaciones de la sentadilla en L. A medida que avanzas, puedes aumentar gradualmente el tamaño de las parallettes. A medida que avanzas, puedes aumentar gradualmente la altura de la sentadilla en L y trabajar hacia variaciones más desafiantes.
Mejora del equilibrio:

La estabilidad proporcionada por las parallettes puede ayudar con el equilibrio, lo que le permite centrarse en la participación del núcleo y la elevación de las piernas sin preocuparse por la inestabilidad en el suelo.